“Conseguir trabajo es muy difícil en la actualidad”... Esta frase que se repite constantemente, no sólo nos muestra la complejidad para obtener trabajo, sino que nos dice mucho acerca de las dificultades provenientes de la incertidumbre que representa el hecho de conocer de manera adecuada cómo estar preparados para buscar, aspirar y tener los requisitos competentes para obtener el puesto que buscamos.


En la UAL, siempre preocupados por brindarte una preparación constante, nos dimos a la tarea de entrevistar a Romina Durán, Directora en DEPROC, una institución de Headhunting, Capacitación y Desarrollo Organizacional.


Romina nos dio recomendaciones para que estés preparado y listo para aspirar al puesto que tanto anhelas.


Aquí te presentamos LA PRIMERA ENTREGA de estas RECOMENDACIONES PARA ALCANZAR EL TRABAJO QUE DESEAS:

 

1. Ten listo tu CURRÍCULUM VITAE


·    Esto implica que esté actualizado con la información de contacto más reciente: tu número móvil, una dirección de email formal que sólo uses para el trabajo, fotografía reciente.

·    No olvides integrar el último lugar donde trabajaste, o si aún lo estás haciendo, mantén esa información como “trabajo actual”.

·    Trata de darle un formato muy bien elaborado, con un diseño llamativo, y simple para leer. Hay algunos sitios web que tienen formatos predefinidos que te pueden ayudar para ello.



2. Incluye INFORMACIÓN DE VALOR en tu CV


·    Siempre debes poner en primera instancia las actividades laborales actuales o más recientes que has tenido. El pasado es importante, claro; pero en el ámbito laboral, lo inmediato genera una idea más eficiente y eficaz de tu expertise.

·    Es importante describir tu rol, tus funciones, las fechas en que has estado en cada lugar de trabajo.

·    En el caso de tu preparación académica, sólo anota los datos de tus niveles educativos profesionalizantes (licenciatura, posgrado, diplomados, certificaciones). Los demás grados escolares se inferirán por obviedad.

 

3. Los PROYECTOS ACADÉMICOS son la primera EXPERIENCIA PROFESIONAL


Mucho se menciona que “las empresas buscan gente con experiencia, pero no dan oportunidad a generar esa experiencia”. Esta idea es más un mito que una realidad; ya que si eres recién egresado:

·    Menciona en qué proyectos extra académicos colaboraste dentro de tu universidad o en tu espacio educativo, si realizaste prácticas profesionales o el Servicio Social. Estas actividades mostrarán las primeras ideas de actividades que hayas realizado, y generarán una prueba sobre tu profesionalismo, compromiso, capacidad de acción y actitud para el trabajo.

·    No desestimes nunca incorporarte a proyectos relacionados con tu carrera, éstos siempre serán los primeros acercamientos con un entorno de trabajo profesionalizante.



4. Demuestra que TU TRABAJO produce EFECTOS SOCIALES POSITIVOS


Pocas actitudes son tan inadecuadas en un entorno laboral, como el hecho de demostrar egoísmo e individualismo. Por lo tanto:


·    Al momento de hablar sobre las actividades que has realizado, los trabajos que has desempeñado, los roles que te ha tocado jugar o las decisiones que has tomado, siempre demuestra que el trabajo que realizas, propone algo positivo a la comunidad, y que no sólo compites por un trabajo que traerá bienestar personal e individual.

·    Habla con orgullo de tus logros; pero no dejes de lado la oportunidad de mencionar los beneficios que trajo para la vida de otras personas.

·    A las organizaciones les gusta gente que haga equipo, que sume y que puedan tener una perspectiva colectiva; por lo tanto, no caigas en actitudes soberbias, vanidosas o altaneras. Mantente humilde (pero no sumiso), y las personas notarán esa actitud para el trabajo.


5. ADAPTA TU IMAGEN Y APARIENCIA


Una de las ideas más difundidas respecto a buscar empleo es que nuestra apariencia es parte de nuestra esencia y por lo tanto, no debería importar. Lamentablemente, la realidad es otra: la apariencia importa más de lo que nos gustaría o de lo que creemos; aunque también es una de las cuestiones que más fácil podemos adaptar. Por esto, te sugiere nuestra experta:


·    Investiga sobre la empresa a la que aspiras y vístete de acuerdo al puesto que buscas, y que esa imagen sea congruente con la empresa. La ropa no te hará perder la esencia de lo que eres, ni tampoco mermará el enorme caudal de talento que posees; pero si no estás dispuesto a ser adaptable, y sientes que una empresa podría "imponerte" una imagen, entonces esa empresa no es para ti.

 

Si llevas a cabo las recomendaciones que te hemos presentado en esta PRIMERA ENTREGA hablando sobre el tema laboral, seguramente tus posibilidades para obtener un empleo, serán más altas; además de brindarte mayor seguridad en la construcción de tu currículum y la experiencia en la que realmente se fijarán las personas que te entrevistarían.


Espera la SEGUNDA PARTE, en la que abordaremos tópicos importantes como: mostrar interés por el puesto; la comunicación con lenguajes no verbales; congruencia, honestidad e interés por el trabajo; construcción de la experiencia profesional; y actitudes de aprendizaje.


No te lo pierdas.